martes, 13 de mayo de 2014

TARTALETAS DE CALABACÍN Y QUESO FETA

Estas deliciosas tartaletas de calabacín y feta, además de ser un estupendo entrante, sorprenderán a nuestros invitados por su vistosidad y por su sabor.

GALIMONEANDO
GALIMONEANDO























GALIMONEANDO
GALIMONEANDO


GALIMONEANDO
GALIMONEANDO























GALIMONEANDO
GALIMONEANDO





























Ingrs. para 12 tartaletas:

GALIMONEANDO
- 1 cebolla mediana
- 1 diente de ajo
- 600 grs. de calabacines
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 100 ml. de leche
- 250 grs. de queso feta
- un poco de sal y pimienta negra recién 
  molida
- 3 huevos
- 1 ramillete de menta fresca
- un poco de ralladura de limón
- 1/2 paquete de hojas de pasta filo
- aceite de oliva para pincelar 



Preparación:

Lavamos y rallamos los calabacines con la piel y reservamos. En una sartén con las 2 cucharadas de aceite pochamos la cebolla y el ajo picados finos y cuando esté dorado añadimos el calabacín reservado, un poco de sal y pochamos.
GALIMONEANDO

 
GALIMONEANDO









Mientras se va pochando el calabacín, en un bol batimos los huevos con la leche.

GALIMONEANDOGALIMONEANDO

Añadimos al bol el queso Feta desmenuzado con las manos, un poco de sal, pimienta negra recién molida, un poco de ralladura de limón  y un puñado de menta fresca picada. Mezclamos.
Añadimos al bol con los huevos y el queso el calabacín rehogado y mezclamos.

GALIMONEANDO

GALIMONEANDO











Cortamos la masa filo en cuadrados que sean más grandes que el tamaño del molde que hayamos elegido (necesitaremos para cada tartaleta 3 cuadrados de pasta) y las vamos pincelando con aceite y colocando un poco giradas entre sí. Las vamos colocando en los moldes pincelados con aceite.
GALIMONEANDO

GALIMONEANDO











Cuando tengamos todas las tartaletas hechas las rellenamos (con dos cucharadas aprox. de relleno sobrará).
GALIMONEANDO

Horneamos a 180º C  unos 20 minutos aprox. o hasta que estén doradas. Sacamos del horno y esperamos unos minutos para poder desmoldar con cuidado y las vamos colocando sobre una rejilla. Servimos las tartaletas templadas.


GALIMONEANDO
GALIMONEANDO

Y a disfrutar galimoneando estas delicadas tartaletas de calabacín y queso feta.

GALIMONEANDO
GALIMONEANDO





GALIMONEANDO
GALIMONEANDO























GALIMONEANDO
GALIMONEANDO
























No hay comentarios:

Publicar un comentario