miércoles, 4 de diciembre de 2013

POTAJE DE GARBANZOS (con espinacas y costillar)

Este reconfortante y delicioso potaje de garbanzos, ideal para estos días de frío, es el que siempre hemos preparado en casa. Es el clásico potaje de mi pueblo, ya que hay varias versiones, unas llevan chorizo en lugar de carne y otras bacalao. Pero esta receta en particular la encuentro tan deliciosa, no sé si es porque "me evoca a los sabores de mi niñez". También podemos cocinarlo en una olla normal, pero he querido hacerlo en la exprés para que nos lleve menos tiempo. Espero que os guste.

GALIMONEANDO
GALIMONEANDO



GALIMONEANDO
GALIMONEANDO


























Ingrs. para 5 personas:

- 500 grs. de garbanzos secos
- 1 kg. de costillar de cerdo troceado
- 125 grs. de tomate triturado
- 2 ramas de cardo
- 2 nabos 
GALIMONEANDO- 3 zanahorias
- 1 patata mediana
- 1 manojo de espinacas frescas
- 5 cucharadas de aceite de oliva virgen
- 2 litros de agua
- 3 cucharaditas de sal
- colorante alimentario

Majado:
- 3 rodajitas de pan (del día anterior) 
- 25 almendras crudas y con piel
- aceite de oliva para freír


Preparación:

Lavamos los garbanzos y los ponemos en agua que les cubra, unas 24 horas.
En una olla exprés ponemos el aceite y sofreímos el costillar troceado. Una vez sofrito le añadimos el tomate y rehogamos. 


GALIMONEANDO

Pelamos y troceamos los nabos, las zanahorias y el cardo.

GALIMONEANDO

Agregamos estas veduras a la olla. 

GALIMONEANDO

Incorporamos el agua y cuando esté caliente añadimos los garbanzos con el agua del remojo, la sal, el colorante, cerramos la olla y cuando empiece a pitar contamos 1 hora y 1/2.

GALIMONEANDO

Transcurrido este tiempo, pelamos y troceamos la patata y añadimos a la olla dejando que cueza sin tapar la olla, unos 25 minutos. 

GALIMONEANDO

Mientras tanto limpiamos bien las espinacas y las incorporamos en los 3 últimos minutos. 

GALIMONEANDO

Procedemos a preparar el majado. Ponemos a calentar una sartén pequeña con un chorro de aceite y freímos un poco las almendras, las sacamos a un mortero y en ese aceite freímos las rodajas finas de pan, que queden doradas por ambos lados y apartamos en el mortero.

GALIMONEANDO

Majamos bien las almendras y el pan fritos. 

GALIMONEANDO

Por último, cuando el guiso ya esté listo añadimos el majado y le damos un último hervor.
Removemos y apagamos el fuego. Dejamos reposar y servimos.


GALIMONEANDO
GALIMONEANDO

























GALIMONEANDO
GALIMONEANDO

























No hay comentarios:

Publicar un comentario