martes, 5 de noviembre de 2013

SARDINAS AL HORNO GRATINADAS

Una receta de sardinas muy tiernas con el toque crujiente por encima del pan rallado, que le da un contraste muy apetecible y sabroso. Son fáciles y rápidas de hacer, lo que entretiene un poco es limpiar las sardinas.

GALIMONEANDO
GALIMONEANDO

























GALIMONEANDO
GALIMONEANDO





























GALIMONEANDOIngrs. para 4-5 personas:

- 1 kg. de sardinas frescas
- 4 cucharadas soperas de aceite de oliva
- 1/2 vaso de vino blanco
- 3 dientes de ajo
- unas ramas de perejil fresco
- el zumo de 1/2 limón
- 3 cucharadas de pan rallado (no muy seco)
- 25 grs. de mantequilla
- sal






Preparación: 

Limpiamos las sardinas, les quitamos las escamas, cabezas y espinas, las lavamos y secamos. Las salamos ligeramente por la parte de dentro (donde se le ha quitado la espina). En una besuguera de porcelana o cristal resistente al horno ponemos el aceite. Colocamos las sardinas crudas de forma que no se monten unas encima de otras. 

GALIMONEANDO

Rociamos con vino blanco y el zumo de limón. 

GALIMONEANDO

Espolvoreamos con los ajos y el perejil picados, el pan rallado y por último disponemos por encima daditos de mantequilla. 

GALIMONEANDO

Introducimos al horno precalentado a 180º durante unnos 15 minutos aprox. 

GALIMONEANDO

GALIMONEANDO




Y a disfrutar galimoneando estas apetecibles sardinas al horno gratinadas.

GALIMONEANDO
GALIMONEANDO



























No hay comentarios:

Publicar un comentario