jueves, 26 de septiembre de 2013

TARTA DE GALLETAS CON NATA Y TRUFA

Esta tarta  de galletas es muy fácil de elaborar, cierto es que nos lleva un tiempo el prepararla pero el resultado es de auténtica pastelería. Si os animais a hacerla quedareis como verdaderos profesionales. Semi congelada gana en sabor y textura, pues el corte es más limpio.
La podeis tener congelada e ir cortando porciones según necesiteis.

GALIMONEANDO
GALIMONEANDO
























GALIMONEANDO
GALIMONEANDO






GALIMONEANDO
GALIMONEANDO







Ingrs.:

Para la trufa (necesitaremos prepararla un mínimo de 12 horas antes)

- 1/2 litro de nata para montar (mínimo 35% materia grasa)
- 75 grs. de azúcar
- 200 grs. de chocolate fondant
- un pellizco de jengibre en polvo

Para la tarta

- 1 litro de nata para montar bien fría (mínimo 35% materia grasa)
- 160 grs. de azúcar glas
- galletas rectangulares
- leche con un chorrito de brandy, para bañar las galletas
- 50 grs. de pistachos pelados y molidos (opcional)
- bolitas de chocolate para decorar

Preparación:
 
Para la preparación de la trufa, ponemos en un cazo al fuego el 1/2 litro de nata con los 75 grs. de azúcar y cuando empiece a calentar incorporamos el chocolate troceado y removemos bien con una cuchara de madera hasta que el chocolate esté fundido. 


GALIMONEANDO

Retiramos a un recipiente, dejamos enfriar y reservamos en el frigorífico como mínimo 12 horas.
En un bol ponemos la trufa reservada bien fría y el pellizco de jengibre, montamos con una batidora de varillas. Reservamos en el frigorífico.
Con la batidora de varillas limpia, montamos en un bol amplio el litro de nata (tiene que estar muy fría) con los 180 grs. de azúcar glas y reservamos en el frigorífico.
En un bol ponemos leche con un chorrito de brandy a gusto, para bañar las galletas.
Cubrimos un molde con bastante papel de aluminio que le sobre por los costados (yo utilicé un molde rectangular de 31 x 23 x 6 cm.) y cubrimos con las galletas remojadas en leche y brandy.
Una vez cubierto todo, fondo y paredes del molde, cubrimos con la mitad de la nata montada. La otra mitad de nata la reservamos en el frigorífico.


GALIMONEANDO

Encima de la nata montada espolvoreamos con pistachos molidos y cubrimos con otra capa de galletas remojadas en la mezcla de leche y brandy.

GALIMONEANDO

Encima de la capa de galletas ponemos la trufa montada (reservando una poca para la decoración).
Cubrimos la trufa montada con otra capa de galletas remojadas.

GALIMONEANDO

Por último, volvemos a cubrir con otra capa de galletas remojadas y colocadas en sentido contrario, para formar así una buena base, cuando le demos la vuelta. Cubrimos con el papel de aluminio sobrante y metemos al congelador unas 5 horas.

GALIMONEANDO

Pasado este tiempo, sacamos y desmoldamos con cuidado sobre la fuente donde vayamos a servir la tarta y procedemos a la decoración.

GALIMONEANDO

Untamos la parte de arriba con la trufa reservada, (una capa fina es suficiente) alisando bien la superficie. 
En una manga pastelera con boquilla rizada ponemos la nata reservada y vamos decorando la tarta por los cuatro costados, formando líneas verticales de abajo hacia arriba. Por último, marcamos el contorno de la tarta con pegotitos de nata.

GALIMONEANDO

Decoramos con bolitas de chocolate y metemos en el congelador unas 3 horas. Y después podremos disfrutar galimoneando esta maravillosa y deliciosa tarta de galletas con nata y trufa.

GALIMONEANDO
GALIMONEANDO



GALIMONEANDO
GALIMONEANDO





No hay comentarios:

Publicar un comentario