martes, 9 de julio de 2013

PAN HÚNGARO DE PATATAS

Cada vez me gusta más hacer distintos panes.
Este es un pan fuera de lo común; bien vale la pena hacerlo. Destaca por su exquisita miga húmeda, esponjosa, de sabor a tierra, con un dejo a especias.
Los tradicionales panes de campo rara vez se elaboraron con harina de trigo, sino que también incorporaban algún elemento básico de la región: el centeno en Alemania, el maíz en Portugal, las patatas / papas en Hungría. 
La harina de trigo era un producto costoso y preciado y estos agregados aumentaban el valor nutricional del pan europeo de todos los días.
Durante el levado final, el pan no aumentará de tamaño como lo hacen la mayoría de las masas, debido a la densidad dada por la patata. Sin embargo, una vez introducido en el horno caliente, la humedad de la patata hará que este se hinche notablemente.

GALIMONEANDO
GALIMONEANDO
GALIMONEANDO
GALIMONEANDO




GALIMONEANDO
GALIMONEANDO






























































Ingrs. para 1 pan:

- 375 grs. de patatas / papas harinosas, peladas y cocidas (unas 2 patatas medianas)
- 25 grs. de levadura fresca de panadero
- 375 grs. de harina de fuerza
- 1 y 1/2 cucharaditas de sal
- 1/2 cucharadita de semillas de alcaravea


Preparación:

Hervimos las patatas hasta que estén tiernas, después sacamos del agua y reservamos 175 ml. del agua de cocción. Picamos la patata y dejamos entibiar.

GALIMONEANDO

En un tazón ponemos 100 ml. del agua de cocción tibia y añadimos la levadura desmenuzada, removemos con cuchara de madera y dejamos reposar 5 minutos.

GALIMONEANDO

 En un bol grande ponemos la harina, hacemos un hoyo en el centro y vertemos el agua con levadura.
.
GALIMONEANDO

Con una cuchara de madera, hacemos caer una poca de harina de los costados del bol y mezclamos con el agua con levadura hasta formar una pasta blanda.


GALIMONEANDO

Tapamos con un paño de cocina y dejamos "esponjar" unos 20 minutos, hasta que la pasta haga espuma y leude ligeramente.

GALIMONEANDO

Añadimos la patata picada, la sal y las semillas de alcaravea en el hoyo, y mezclamos todo con una cuchara de madera añadiendo según sea necesario los 75 ml. del agua de cocción reservado, hasta formar una masa blanda y húmeda.

GALIMONEANDO

Volcamos sobre una superficie enharinada y amasamos durante unos 10 minutos, hasta que la masa esté homogénea, brillante y blanda.



GALIMONEANDO
   
Ponemos la masa en un recipiente limpio y tapamos con un paño de cocina.

GALIMONEANDO

Dejamos levar durante unas 2 horas, hasta que doble su tamaño.

GALIMONEANDO

 Desinflamos la masa y dejamos reposar durante 10 minutos.

GALIMONEANDO

Damos forma de pan redondo. 

GALIMONEANDO

Ponemos la masa de pan en una bandeja de horno engrasada y enharinada y tapamos con un paño de cocina. Dejamos levar durante unos 30 minutos, hasta que la masa aumente bastante de tamaño.

Precalentamos el horno a 220º.

Espolvoreamos el pan con harina antes de hacer los cortes,(este paso es importante, porque nos costaría bastante hacer los cortes).


Hacemos tres cortes transversales paralelos de 1 cm. de profundidad en la parte superior, después otros tres cortes más que crucen los primeros.

GALIMONEANDO

Horneamos durante 1 hora, hasta que el pan esté crujiente y suene a hueco cuando se golpee en la base. Dejamos enfriar sobre una rejilla.
Y a disfrutar galimoneando pan húngaro de patatas.


GALIMONEANDO
GALIMONEANDO



Fuente: "La cocina de Hungría" de George Lang.



No hay comentarios:

Publicar un comentario